Cómo compartir vídeos entre amigos y familiares de forma privada en la nube

Cómo compartir vídeos entre amigos y familiares de forma privada en la nube

Los mejores momentos con los amigos y la familia, aquellos vídeos que deseamos conservar en nuestros archivos y en nuestra memoria y, al mismo tiempo, compartirlos con las personas que nos importan de una forma sencilla y rápida. Vídeos que queremos que lleguen a todo el grupo, pero sin renunciar a la privacidad, imágenes que ocupan un lugar destacado en nuestra memoria, y por qué no decirlo, que pesan y ocupan mucho en nuestro móvil o en nuestro ordenador…. ¿Es posible que nuestros vídeos se puedan almacenar, compartir, y que tan sólo puedan verlo las personas que nosotros queramos? La respuesta es sí, sí que es posible. Aquí se muestran algunas de las mejores plataformas que existen en la actualidad para compartir vídeos de forma práctica y sencilla manteniendo la privacidad, tanto la nuestra como la de las personas a las que queremos.

Compartir nuestros mejores vídeos de forma privada y segura

En una sociedad en la que, cada vez con mayor frecuencia, las relaciones sociales han cambiado y van cambiando enormemente y, además de las reuniones de toda la vida, se comparten experiencias en redes sociales, es muy importante que nos sintamos seguros a la hora de hacerlo.

Un viaje entre amigos que nos encantó y que recordamos con cariño, una boda estupenda y emotiva, una celebración familiar, etc. Hacemos fotos y vídeos que queremos conservar y que deseamos compartir con nuestros amigos y con la familia en plataformas y redes sociales. Es cómodo, rápido y no renunciamos a nuestra privacidad, seguridad y, por supuesto, a la del resto de los implicados en la tarea de subir y compartir vídeos.

Para ello, existen fórmulas y opciones bastante sencillas de almacenamiento de nuestros mejores vídeos, que estarán a disposición de quienes nosotros decidamos de manera segura y sin que se vulnere nuestra intimidad ni la de nuestros amigos.

El almacenamiento en la nube es una forma de compartir cada vez más popular y utilizada. Este espacio virtual de archivo online ofrece infinidad de ventajas, como, por ejemplo, la posibilidad de contar con un espacio de almacenamiento casi ilimitado y muy seguro para el usuario. La nube cuenta con una serie de plataformas para almacenar información, y muchas de ellas son gratuitas. Son la opción perfecta para guardar archivos, fotos, vídeos o música, sabiendo que no vamos a perder esta información y que, además, podemos compartirla con nuestros seres queridos.

Para poder subir archivos a la nube hay muchas plataformas, aunque las más utilizadas son Dropbox o Google Drive, y la forma de subir vídeos es muy sencilla: tan sólo tendremos que enviar un link de los vídeos que hayamos colgado a las personas que queramos, así compartiremos vídeos de forma privada y segura. Entre las muchas plataformas para guardar todo tipo de archivos, hay unas cuantas que destacan por su seguridad, facilidad para su uso y la intimidad que proporcionan. Son las que comentamos a continuación.

Dropbox

Esta plataforma es una de las favoritas de muchos usuarios por ser muy flexible, ya que en ella podemos guardar todo tipo de archivos, desde fotos, a vídeos, música, archivos de Microsoft, voces, etc. Permite compartir archivos con las personas que queramos, y tan sólo hace falta entrar y crear una cuenta con un nombre de usuario y una contraseña. El archivo y el intercambio de vídeos es gratuito hasta los 2GB, lo que es una cantidad de memoria considerable, además, se pueden realizar copias de seguridad.

Si necesitamos más espacio, se puede actualizar la cuenta y contratar los servicios de Dropbox Pro y 1 TB a partir de una cuota de menos de 10 euros al mes. Es una plataforma muy recomendable porque es sencilla, gratuita en la mayoría de los casos (todos hemos intercambiado fotos y vídeos de reuniones familiares sin que nos cueste un euro) y dispone de aplicaciones para escritorio y dispositivos a móviles.

OneDrive

OneDrive es la plataforma de almacenamiento en la nube para Microsoft, aunque cualquier usuario interesado puede crear su cuenta y su perfil, ya que funciona a la perfección con Mac, iOS o Android. En la versión de Windows 10 viene ya preinstalado. Esta plataforma de almacenamiento es también muy buena, y una de las favoritas de los internautas, con un espacio gratuito de almacenamiento de hasta 5GB, y por una cantidad insignificante, que ronda alrededor de los 2 euros de cuota mensual, podremos tener una capacidad de almacenamiento de 50GB, lo que es un espacio grande para almacenar.

En OneDrive se puede almacenar cualquier tipo de archivo: fotos, vídeos, música, documentos, etc. Es compatible con móviles para Android, IOS, Windows Phone y Mac.

Vimeo

Esta plataforma es una buena opción porque tiene unas prestaciones óptimas. De forma privada y sólo para aquellos usuarios con los que queramos compartir, podremos subir vídeos, y para asegurar esa privacidad que buscamos, que está garantizada, el usuario a quien le enviamos los vídeos para compartir, deberá acceder al vídeo con una contraseña.

Es fácil de usar: configuramos una cuenta, subimos el vídeo y una vez que éste ya en la plataforma, seleccionaremos la opción de privacidad, que aparecerá en un apartado según subamos el vídeo, y seleccionaremos la opción para que solamente las personas con clave puedan ver nuestro vídeo.

Google Drive

Google Drive es otro de los servicios de Google, pensado para almacenar en la nube de este buscador. Se trata de un servicio gratuito, pero con un espacio limitado. Podremos disponer de una cuenta totalmente gratuita, subir nuestros vídeos, almacenarlos en la nube, y compartirlos con quien queramos, de forma privada.

Para almacenar vídeos en Google Drive, crearemos una carpeta para subirlos y después indicaremos si queremos compartirlos, podemos compartirlos de forma pública para que cualquiera vea lo que hemos colgado, o de forma privada, para lo que necesitaremos una invitación de quien colgó el vídeo, y así al aceptarla, podremos acceder a él. Es un sistema fácil, gratuito y seguro, que preserva nuestra intimidad y privacidad.

Este sistema es muy útil para compartir documentos, vídeos o imágenes, evitando enviarlos por correo si su peso resulta muy alto. Se usa con mucha frecuencia para colgar tutoriales con imagen, movimiento y sonido, o bien colgar archivos de voz o cualquier otro documento, en trabajos que se desarrollan en la distancia, en oficinas situadas en distintos puntos geográficos, y es un sistema que resulta muy cómodo de utilizar.

YouTube

Junto con la red social Facebook, YouTube es una de las plataformas más conocidas, y su uso es uno de los más extendidos. La cantidad de personas que cuelgan vídeos en YouTube a diario es apabullante y difícil de cuantificar, cada día encontraremos muchos nuevos vídeos. Es, sin duda, la plataforma más conocida y la más popular. La gran mayoría de los vídeos que se cuelgan en YouTube son abiertos, y cualquiera puede verlos, sin embargo, tenemos la opción de limitar los vídeos que colguemos en esta red para que sólo las personas interesadas puedan verlos.

La forma de hacerlo es muy sencilla, tan solo es necesario que marquemos la opción de privado o de oculto al subir nuestro vídeo a la plataforma, por lo que para que otra persona pueda verlo, debe tener el link, y podremos compartir ese vídeo con un grupo de hasta 50 personas, que deberán identificarse con su cuenta de Google para poder acceder al vídeo. Además, en las búsquedas que otros usuarios realicen, ese vídeo no aparecerá.

Facebook

Facebook es la red por antonomasia, y desde hace muchos años, para compartir fotos, documentos, enlaces y todo lo que se nos pueda ocurrir. Sería injusto no cerrar este artículo sin acordarnos de la red social que hizo que hubiera un antes y un después en la búsqueda de amigos de los que habíamos perdido la pista, la creación de grupos de conversación, la red de intercambio y publicación de fotos, frases, enlaces…Facebook lo revolucionó todo, y sigue ahí desde hace años, creciendo cada vez más.

En Facebook se puede compartir casi cualquier cosa, y hacerlo público o con privacidad. En muchos casos, publicamos historias, fotos, etc., para que todo el mundo las pueda ver, pero también podemos configurar la privacidad de aquellos contenidos que deseemos que vean solo nuestros familiares, nuestros amigos, algún grupo en particular, o tan sólo una persona, y la forma de hacerlo es muy sencilla. Podremos crear álbumes de imágenes, con vídeos incluidos, y antes de publicarlos, seleccionar quiénes queremos que los vean, así de sencillo. De momento esta red social sigue siendo totalmente gratuita, y esa es una de sus principales ventajas.

Es evidente que la forma de compartir nuestros recuerdos ha cambiado radicalmente en los últimos años, y aunque tampoco hace falta ser expertos en nuevas tecnologías, ya que las plataformas de la nube son sencillas e intuitivas,  sí que resulta necesario que nos informemos, para que elijamos la más adaptada a lo que necesitamos, y para que nuestros archivos más íntimos y personales se mantengan en el círculo de amigos y familiares que nosotros designemos, manteniendo siempre la privacidad que deseamos.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.