Cómo convertir un video en formato VHS a digital o a DVD

Cómo convertir un video en formato VHS a digital o a DVD

En nuestros días, las cintas y reproductores VHS representan toda una reliquia. Aquellos antiguos dispositivos de grabación y reproducción analógica de contenido audiovisual, representaron el formato habitual durante muchísimo tiempo hasta la llegada del DVD en el año 2002. Precisamente en este punto, y tras 26 años de camino siendo el estándar de la grabación y reproducción de vídeo, el formato VHS quedó relegado dejando en el pasado a las enormes colecciones de cintas con momentos familiares, programas de televisión, partidos de futbol y películas clásicas que muchos albergábamos en nuestros hogares. Un asunto que se puede solucionar fácilmente si convertimos video VHS a DVD.

De esta manera, con la aparición del formato digital en DVD no todo estaba perdido para las colecciones de VHS, puesto que valiéndonos de los avances tecnológicos en el ámbito del video es posible transformar nuestras viejas cintas en el nuevo formato. Las ventajas que proporciona este proceso son enormes, teniendo en cuenta que las cintas VHS tras años de reproducción y almacenamiento pueden verse deterioradas, además de las posibilidades de reproducción en los múltiples dispositivos actuales que brinda la conversión. En ese sentido, la conservación de todos los recuerdos guardados de forma análoga pasa por transformarlos al formato digital.

Las ventajas que podemos encontrar al pasar vídeo VHS a DVD son:

  • Mejor conservación del vídeo: teniendo en cuenta que las cintas suelen deteriorarse con el tiempo, el formato digital resulta la manera más segura de conservar el contenido.
  • No ocupa espacio: si cuentas con una gran colección de VHS es probable que ocupen muchísimo espacio físico. Con la transformación a DVD todo estará en el ordenador.
  • Reproducción en cualquier dispositivo: con las cintas VHS es obligatorio contar con un equipo reproductor. En el formato DVD tendrás la posibilidad de reproducir el material en ordenadores, smartphones, tablets y reproductores DVD, por supuesto.
  • Facilidad de manipulación: con el vídeo en formato DVD es posible crear copias del material de una forma muy rápida y sencilla.

Fuente Imagen: Freepik

¿Cómo convertir video VHS a DVD?

El proceso de convertir vídeo VHS a DVD resulta sumamente sencillo, aunque puede llevar cierto tiempo en función de la duración de la cinta a convertir. Asimismo, para realizar el procedimiento es necesario contar con una serie de recursos que permitirán la comunicación entre el dispositivo VHS y el ordenador para ejecutar la grabación digital del vídeo. Además, es necesario que nos aseguremos de que las cintas que pasaremos al formato digital funcionen bien y estén rebobinadas de manera que, sea posible agilizar el procedimiento y no llevarnos sorpresas con archivos dañados.

En ese sentido, los elementos con los que debes contar para convertir vídeo VHS a DVD son:

  • 1 ordenador: desde donde se realizará el procedimiento.
  • 1 reproductor VHS: para la reproducción de la cinta a convertir.
  • Cinta VHS: vídeo que convertiremos al formato digital.
  • Adaptador analógico-digital: dispositivo para la comunicación entre el VHS y el ordenador.
  • Software controlador del adaptador analógico-digital: programa informático que habilita la comunicación entre el VHS y el ordenador, además, de proporcionar el área de trabajo para convertir VHS a DVD.

Pasos para convertir video VHS a DVD

Una vez tengas los recursos necesarios para iniciar el proceso, solo es cuestión de seguir los siguientes pasos para que en poco tiempo puedas tener tus vídeos VHS en formato digital.

Primer paso: conectar el ordenador con el reproductor VHS

El primer paso de este proceso implica establecer la comunicación entre el reproductor VHS y el ordenador que usaremos para realizar la conversión. Para ello debes conectar el lado USB del adaptador analógico-digital en el ordenador y los cables RCA del mismo en el VHS. Este dispositivo puedes encontrarlo en cualquier tienda de informática, electrónica o especializada en vídeo. Existen muchas marcas y modelos, sin embargo, para elegir tendrás que fijarte en los puertos RCA y S-Video de tu VHS, con la finalidad de elegir el adaptador con las tomas macho o hembra correctos.

Segundo paso: instalar el controlador del adaptador analógico-digital

Ahora necesitamos que el ordenador reconozca el dispositivo conectado a su puerto USB. En ese sentido, es necesario instalar el controlador del adaptador analógico-digital. Generalmente este tipo de dispositivos cuentan con un disco de instalación, de manera que, solo debes insertarlo en el ordenador y seguir las instrucciones del instalador.

En caso de no contar con el disco en cuestión, puedes hacerte con cualquier software gratuito que permita la captura y edición de vídeo. Este tipo de programas cuentan con una base de drivers capaces de reconocer tanto marcas comerciales como adaptadores genéricos.

Tercer paso: insertar la cinta VHS y ejecutar la aplicación

Una vez que el ordenador ha reconocido al dispositivo conectado, pasamos a insertar la cinta VHS en el reproductor y ejecutamos la aplicación desde donde realizaremos el proceso. Cuando estemos dentro, creamos un nuevo proyecto o archivo y seleccionamos el formato de conversión que en este caso es: DVD. Ahora debemos probar que la comunicación es correcta y que podemos visualizar el vídeo desde el VHS al ordenador.

Para ello solo es cuestión de reproducir la cinta y de inmediato aparecerá una ventana emergente dentro del ordenador con el vídeo que hemos insertado en el reproductor VHS. Si esto se cumple, entonces pasamos a la fase de grabación.

 

Cuarto Paso: activar la opción “grabar” del software

Ya validada la correcta comunicación entre ambos equipos, pasamos a la fase de grabación. Para iniciarla, rebobina la cinta hasta el punto donde quieres empezar a grabar, activa la opción “Grabar” del software que estés utilizando, reproduce la cinta en el VHS y espera a que finalice.

Es importante activar la opción “grabar” antes de reproducir, debido a que hacerlo después de presionar play en el VHS, hará que el programa deje de grabar los primeros segundos del vídeo.

Quinto paso: reproducir el vídeo en formato digital

Al finalizar la reproducción del vídeo el programa detendrá la grabación y de inmediato contaremos con nuestro contenido en formato DVD. Ahora solo es cuestión de reproducir el vídeo desde el mismo ordenador para comprobar que toda la grabación se realizó correctamente. En caso de que percibas detalles en el archivo como fallos de audio o falta de sincronización entre audio e imagen, puedes pulsar las opciones de: entrelazar y visualización de audio. Con el primero realizamos la sincronización de la imagen con el sonido y con el segundo es posible medir cuanto retraso o adelanto necesita el audio.

Al corregir todos los detalles encontrados puedes exportar el archivo hacia la videoteca de tu ordenador.

Sexto paso (opcional): convertir el DVD a otro formato

Este paso es opcional puesto que, si lo que deseas es tener tus vídeos en formato DVD, el procedimiento llega hasta el quinto paso. Sin embargo, convertir este DVD a formatos como AVI o MP4 le brinda mucha más portabilidad y versatilidad al archivo, permitiendo ser reproducido en muchos dispositivos y ocupando mucho menos espacio de almacenamiento.

Otras opciones para convertir vídeo VHS a DVD

El procedimiento anterior resulta el más sencillo y accesible para que cualquier usuario pueda pasar video VHS a DVD en casa, contando con unos pocos recursos como el ordenador y un adaptador analógico-digital. Sin embargo, también existen otros mecanismos para realizar esta tarea, como por ejemplo, la utilización de un reproductor dual VHS-DVD.

Este tipo de dispositivos cuentan con un lector para cintas VHS y uno para DVD, haciendo que el procedimiento sea exactamente igual que los antiguos procesos de copia de un cassete de audio. De manera que, solo debemos introducir la cinta a convertir y el disco DVD en blanco donde guardaremos el vídeo, para luego presionar los botones: Play y Rec al mismo tiempo iniciando de esta forma la reproducción desde el canal VHS y la grabación en el DVD. Al finalizar la reproducción, tendremos grabado el vídeo en cuestión en el disco DVD que insertamos previamente en el lector.

La conversión de VHS a DVD resulta una práctica sumamente útil para la conservación de archivos de vídeo antiguos. Considerando que las cintas VHS suelen deteriorarse con el tiempo, pasarlas a formato digital es la opción ideal cuando se trata de alargar la vida útil del contenido audiovisual almacenado en cintas magnéticas y de recudir al mínimo el espacio físico que ocupan. Las opciones para realizar esta tarea son bastante variadas y es posible realizarlas en casa contando con elementos tan sencillos como un adaptador analógico-digital y un ordenador o a través de un equipo más avanzado que agiliza el procedimiento como el reproductor dual VHS-DVD.

Asimismo, en caso de no contar con los recursos o el tiempo necesario para traer al formato digital tu videoteca VHS puedes optar por servicios comerciales que hacen todo el trabajo por ti. Esta opción resulta especialmente interesante si no tienes los equipos en casa para realizar la conversión, tienes muchísimas cintas para convertir o si necesitas un acabado totalmente profesional en tus nuevos DVD. De manera que, empresas como Tecnogadgets, que cuentan con hardware y software especializado en la materia pueden ayudarte a convertir vídeo VHS a DVD con la mayor calidad posible.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.